eBiblio: probando el servicio de préstamos por primera vez

Hace unas semanas publiqué una entrada en este blog sobre los resultados de 2015 de eBiblio , el sistema de préstamos de libros electró...


Hace unas semanas publiqué una entrada en este blog sobre los resultados de 2015 de eBiblio, el sistema de préstamos de libros electrónicos de las bibliotecas públicas de España. Tras leer el informe de la Subdirección General de Coordinación Bibliotecaria, me di cuenta que había hablado mucho de eBiblio pero en realidad aún no lo había probado. Y eso que soy de ese pequeño porcentaje de lectores en nuestro país que prefiere leer en formato digital. Decidí entonces probar el servicio durante unas semanas para poder tener una valoración más objetiva y poder plasmar mis impresiones aquí.

Antes de nada, me gustaría explicar que lo primero que debéis hacer para poder usar eBiblio es ser socios de una biblioteca pública. Da igual en qué punto de España viváis, porque a excepción del País Vasco eBiblio está implantada en todas las comunidades autónomas. Otra cosa a tener en cuenta, y es importante, es que debéis estar dados de alta en el catálogo de vuestra biblioteca. Es decir, un lector puede acceder al catálogo en línea de su biblioteca para comprobar sus préstamos, cuándo le vencen, hacer renovaciones y reservas, etc. Para ello necesita un usuario (normalmente es el DNI) y una contraseña. Bien, pues este usuario y contraseña será el que nos haga falta para acceder a eBiblio. No hay que registrarse o crear cuentas en ningún sitio: basta con introducir nuestro usuario y contraseña para entrar. Si desconocéis este usuario o contraseña no os preocupéis, acudid a vuestra biblioteca más cercana para que el personal del mostrador os ayude. Sin ir más lejos, yo no recordaba mi contraseña y tuve que acercarme en un momento a la biblioteca de mi barrio a cambiarla.

Aclarado esto, también me gustaría explicar que dependiendo desde qué dispositivo tengamos pensado usar eBiblio el proceso puede resultar sencillo o complejo. He probado eBiblio con tres dispositivos: un ordenador (Windows 8.1), un teléfono móvil (Android 5.1) y un lector electrónico (Amazon Kindle). De los tres métodos, el más cómodo bajo mi punto de vista es el móvil -también valdría una tablet- ya que únicamente necesitamos instalar una app oficial para acceder al catálogo, descargar y visualizar los préstamos. Con el ordenador necesitamos instalar un programa de Adobe con el que quizás nos podamos liar un poco y además tenemos el inconveniente de visualizar el préstamo en pantalla. Ahora bien, con el Kindle el proceso me resultó prácticamente imposible. Al ser una peculiaridad de este dispositivo no entraré en detalles por ahora, pero la experiencia ha sido decepcionante. Sin duda alguna, en la práctica, lo más cómodo ha sido coger prestado un documento con un dispositivo móvil.

Catálogo de eBiblio de la Comunitat Valenciana.
Catálogo de eBiblio de la Comunitat Valenciana.
Podéis acceder al catálogo de eBiblio de vuestra comunidad mediante este mapa. Como veréis, en general el catálogo de la plataforma resulta claro y sencillo. Ofrece el contenido de una manera ordenada e intuitiva, además de visualizar la ayuda en todo momento. En este aspecto, el catálogo cumple con las expectativas.

eBiblio en ordenadores (Windows e iOS; Linux vía WINE)

En primer lugar hay que tener claro que la plataforma eBiblio trabaja con archivos .acsm, por lo que es necesario tener instalado en el ordenador un programa de Adobe llamado Adobe Digital Editions. No os preocupéis: es gratuito, ligero (unos 8 Mb) y fácil de usar. Puedes descargarlo aquí. Eso sí, ojo al instalarlo que intenta instalar también el Norton Antivirus...

Una vez que el programa está instalado, tenemos que ir al catálogo de eBiblio en nuestro navegador. Cuando veamos un libro que queramos descargar, entramos en su ficha y vemos un botón para descargar el archivo .ascm. Este archivo es muy ligero (hablamos de kilobytes) y no es más que una URL para que el programa de Adobe realice la descarga. También veremos cuándo nos vence la licencia, es decir, hasta cuándo podemos tener el libro en préstamo.

Descargando un libro desde el catálogo de eBiblio.
Descargando un libro desde el catálogo de eBiblio.
Ya tenemos el archivo .acsm en nuestro ordenador. ¿Qué hacemos? Pues si hacemos doble clic directamente en él, se abrirá el programa Adobe Digital Editions y comenzará la descarga del libro a nuestro ordenador. Cuando se haya descargado, el programa abrirá automáticamente el libro y podremos visualizarlo. Al tener un sistema de protección DRM (Digital Rights Management), no podremos más que visualizar el libro en pantalla.

Para realizar la devolución hay que acudir al programa Adobe Digital Editions, ya que desde el catálogo de eBiblio no se puede realizar este proceso. Nos situamos sobre el libro, clic con el botón derecho y seleccionamos “Devolver elemento prestado”. Así de simple.

Devolviendo un libro desde Adobe Digital Editions.
Devolviendo un libro desde Adobe Digital Editions.
El proceso puede parecer bastante más lioso de lo que en realidad es. No es muy complicado, pero sí es cierto que hay que tener unos conocimientos mínimos de informática que quizás no todos los lectores tienen.

eBiblio en dispositivos móviles (móvil, tablet, etc.)

El proceso es mucho más sencillo y es el que yo al menos recomendaría a cualquier lector, ya que únicamente debemos instalar una app en nuestro dispositivo (disponible para Android e iOS). Desde la propia aplicación podemos acceder directamente al catálogo de nuestra comunidad autónoma, realizar préstamos, devoluciones y visualizar el documento.

Capturas de pantalla de la aplicación para móvil de eBiblio.
Capturas de pantalla de la aplicación para móvil de eBiblio.
He utilizado la app para Android y puedo asegurar que desde un móvil todo resulta más cómodo y fácil, y si usamos una tablet la experiencia mejora al tener una pantalla mayor para la lectura. Eso sí, no olvidéis realizar las descargas de libros mediante WiFi para evitar sorpresas.

eBiblio en lectores electrónicos (eReaders)

En teoría eBiblio es compatible con los siguientes dispositivos, entre los que se incluye mi eReader Kindle. Sin embargo aquí me encuentro con un problema, ya que en la práctica me ha sido imposible usar Kindle con eBiblio. No entraré mucho en este tema porque divagaría al hablar de licencias entre distintas distribuidoras y es un tema algo farragoso, pero en el FAQ de eBiblio explican que debería utilizar el navegador experimental del dispositivo Kindle para entrar en la plataforma y tomar en préstamo aquellos libros que están disponibles en streaming. He estado casi un mes revisando el catálogo y no he encontrado ningún libro con estas características, y como podéis ver en la imagen los libros que tienen tampoco los he podido descargar.

Error al intentar descargar un libro con Kindle desde eBiblio.
Error al intentar descargar un libro con Kindle desde eBiblio.
Por desgracia, tampoco he podido probar la plataforma con otras marcas de lectores electrónicos. Si por casualidad vosotros sí habéis podido, no dudéis en contarme vuestra experiencia e impresiones en los comentarios. Estaré muy agradecido.

Valoración de eBiblio

Sin duda, el punto fuerte de esta plataforma es la sencillez al usarlo en dispositivos móviles. Desde una aplicación gratuita puedes tomar prestado un libro, leerlo y realizar la devolución. Apostar por este sistema es todo un acierto, ya que actualmente dentro de la lectura en formato electrónico los móviles están ganando la batalla a los eReaders. Del mismo modo, cabe destacar la labor de la empresa española Odilo en la gestión de eBiblio y sus aplicaciones. Todo funciona a la perfección y de una manera clara y sencilla. 

Por el contrario, lo más negativo que he encontrado en esta plataforma ha sido el catálogo. Como ya comenté en esta entrada, la limitación en el catálogo de eBiblio se debe principalmente a una cuestión de licencias y de editoriales que afecta negativamente a la experiencia. Y no es cuestión de cantidad, sino de variedad. Es incomprensible que el catálogo no ofrezca clásicos de nuestra lengua como El Quijote, el Cantar de Mío Cid, Poeta en Nueva York o los Episodios Nacionales, por poner algunos ejemplos. Tampoco se entiende que en el catálogo, que no deja de ser de bibliotecas públicas de todo el país, no se encuentren libros en lenguas cooficiales. Sin embargo, y aunque no sea su punto fuerte ni una apuesta de la plataforma, podemos descargar audiolibros en formato MP3 sin protección DRM. Eso sí, en un único archivo y sin separación de capítulos.

Nos encontramos frente una plataforma pionera en España que puede asentar las bases de un sistema bibliotecario con futuro. La plataforma eBiblio tiene mucho potencial -y la versión móvil es una prueba de ello- pero necesita mejorar ciertos aspectos, entre ellos el catálogo. Soy bastante escéptico con las previsiones de eBiblio para este año 2016, ya que me parece un error limitar la concesión de licencias de libros electrónicos a una única editorial (Libranda, del grupo Planeta) con el escaso presupuesto del que se dispone para este ejercicio. Que no haya diversidad en los fondos de una biblioteca pública es algo que ni casa bien con su misión ni evita que los lectores acudan a otros portales -legales o no- a descargar libros electrónicos. Pero bueno, quizás nos llevemos una sorpresa el año que viene al conocer los datos de eBiblio. Quién sabe.

De momento, os animo a probar esta plataforma y a juzgarla por vosotros mismos. Y si no os convence, recordad que las bibliotecas físicas están siempre a vuestra disposición.


Miguel S. Reula.
Página oficial del MECD sobre eBiblio.
Red de Bibliotecas Públicas.
Descarga la aplicación para Android.
Descarga la aplicación para iOS.
Imágenes de Miguel S. Reula.

Quizás te pueda interesar

1 comentarios

  1. Yo he utilizado eBiblio con mi ereader de la marca Nolim. La experiencia ha sido aceptable, aunque tediosa. Usando un ereader, la única forma de entrar a eBiblio es a través de su web (el navegador de Nolim es muy pobre en este sentido). Superado este paso, realicé un par de préstamos en la modalidad "Adobe ebook" y... regular. Aunque he podido leer las obras perfectamente, los problemas llegaron con la devolución. Hasta donde he podido ver, es prácticamente imposible realizar una devolución antes de la fecha de vencimiento desde el ereader. Esto supone que debes esperar a que tú préstamo venza y la obra se borre de tu biblioteca. Así, si eres un lector avezado que realiza los dos préstamos permitidos por la plataforma y termina su lectura antes de tiempo, tendrás que esperar a que pase el plazo de préstamo para poder adquirir nuevas lecturas. O eso, o leer más despacio. Sigo investigando.

    ResponderEliminar